¿El agua debe formar parte de nuestra dieta?

Las recomendaciones nutricionales del consumo de agua según la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) son de dos litros de agua al día (8 vasos), aunque la cantidad exacta varía en función del nivel de actividad de cada persona, la temperatura, la humedad y otros factores.

Por otro lado, la ingesta de agua debemos incluirla dentro de una alimentación variada y equilibrada. En verano, suele aumentar el consumo de la misma ya que aumenta la temperatura ambiental, se producen mayores pérdidas por sudoración en el organismo, etc. Otro ejemplo claro es el caso de los deportistas: un grupo clave para una correcta hidratación, debido a la pérdida de minerales que se produce durante el ejercicio físico. Se suele recomendar por tanto, que llevemos una botella de agua en la mochila o el bolso, o que la pongamos encima de la mesa del trabajo, dado que solemos pasar allí un gran número de horas. De esta forma, nos aseguramos una ingesta de agua fija, y no tenemos que estar pendientes de lo que bebamos entre horas.

Dentro de la composición nutricional del agua, existen algunos nutrientes que destacan por su función en nuestro organismo, como es el caso del calcio, el sodio o los bicarbonatos. El primero de ellos (el calcio) es importante en la formación y el desarrollo de los huesos y dientes y está especialmente indicado en personas mayores que puedan padecer osteoporosis u otras patologías asociadas, así como en niños que se encuentran en pleno desarrollo. Según un estudio elaborado para la OMS las cantidades idóneas de calcio en el agua sería entre 30 y 90mg/l.

Los bicarbonatos poseen un efecto neutralizante en las secreciones gástricas, por lo que favorecen una buena digestión. El contenido en bicarbonatos debería estar 250-500mg/l.

Hoy en día, existen muchos tipos de aguas minerales en el mercado, pero debemos saber qué composición nutricional deben tener, para que actúen favorablemente sobre nuestro organismo. En este sentido, el Agua Mineral Natural de Sierra Cazorla es un agua con un perfil mineral ideal para toda la población (incluida la población infantil) ya que proporciona los requerimientos nutricionales necesarios, caracterizados por un bajo contenido en sodio (1,26mg/l), rico en calcio (78,6 mg/l), en magnesio (48,5 mg/l) y una proporción adecuada de bicarbonatos (408,7mg/l).

De esta forma, ayuda en la prevención de enfermedades cardiovasculares (como la obesidad), problemas renales o Hipertensión Arterial. Además, se considera un agua apta para la elaboración de alimentos infantiles y posee envases cómodos y prácticos de llevar, con tapones seguros y de diseño exclusivo, tanto para niños como para adultos.

Me llamo Elena Sánchez Campayo y soy diplomada en Nutrición Humana y Dietética. Actualmente estoy trabajando en mi tesis doctoral enmarcada en el campo de la nutrición.  En este blog pretendo daros ideas lo más claras y prácticas posibles, a través de artículos semanales, testimonios y un chat que tendremos una vez al mes, para resolveros las preguntas que queráis, en relación a los temas que iremos tratando. Un saludo!

Tags: , , , , , , , ,

Dejar un comentario